21/11/2014 - Concepción del Uruguay Entre Ríos

3 de Septiembre de 2009> Sanidad Aviaria

Qué comen y cómo se alimentan los pollos

Las aves por su sistema digestivo son clasificadas como monogástricos, esto quiere decir que poseen una baja capacidad de transformación interna de materias primas crudas, por lo que necesitan nutrientes esenciales disponibles para una correcta digestión. La calidad de las materias primas es fundamental a la hora de la elaboración de alimentos balanceados.

De lo general a lo particular, los alimentos balanceados se diseñan para obtener un resultado productivo excelente teniendo en cuenta los niveles de energía y proteínas a suministrar a las aves. La energía es aportada por los cereales y las aves la utilizan en el mantenimiento de la temperatura corporal, su deficiencia impide un desarrollo corporal óptimo y su exceso contribuye a la acumulación de grasa.
Las proteínas son aportadas por los cereales y especialmente por los concentrados proteicos resultantes de la extracción de aceites de las oleaginosas, y pasan a formar la parte constitutiva de la masa cárnica corporal.

Ingredientes que se utilizan en Argentina:
En Argentina hay excedente de oferta de ingredientes, se puede cubrir los requerimientos de una fórmula de alimento con solo 4 (cuatro) o 5 (cinco) ingredientes.

Básicamente para el pollo que consumimos se utiliza maíz y soja, pero detallamos a continuación los principales ingredientes que dispone la industria y su aporte en proteína cruda g. y energía en kcal.

 
Como ingredientes complementarios se utilizan, conchilla molida, ceniza de hueso, aminoácidos esenciales, núcleos minerales y vitamínicos.  

La correcta formulación de un alimento balanceado debe tener en cuenta un adecuado balance entre la edad del lote, la energía y la proteína suministrada, esta última está formada por unidades menores llamados aminoácidos, que son los verdaderos limitantes de los valores de proteína a utilizar.  Para que las aves puedan transformar la energía y proteína en carne de alto valor biológico necesitan de componentes menores que ayudan al éxito de esta producción, es el caso de los minerales como el fósforo y el calcio que forman parte del esqueleto de sostén de las aves y de otros minerales menores para el mantenimiento del equilibrio electrolítico como son el sodio, el cloro y el potasio.  En menores proporciones, pero igualmente importantes, es el uso de vitaminas que participan en todos los procesos metabólicos y que no se encuentran en la proporción adecuada en las materias primas que se utiliza en la alimentación. Por esta razón es necesario agregar a la mezcla de los cereales y oleaginosos un complemento vitamínico-mineral para optimizar el uso de los mismos.  
También debe preparar la alimentación de los pollos donde se utilizan distintas fases de alimento que aportan los nutrientes de mayor demanda en cada etapa, por ejemplo la fase 1 (iniciador) se provee entre 1 y 10 días de edad, la fase 2 (crecimiento) se suministra entre 10 y 28 días de edad, la fase 3 (engorde) entre 28 y 42 días de edad, y fase 4 (engorde retiro) hasta los 50 días aproximadamente.  La fabricación de alimentos balanceados requiere de un adecuado control de materias primas en la etapa de recepción de las mismas.     Estos análisis se efectúan en los laboratorios anexos a las plantas de producción como condición previa a la recepción de la materia prima, rechazándosela si no cubre los requisitos de calidad, una vez autorizada su descarga se procede a identificar dichas materias primas para su posterior trazabilidad.  Las materias primas pasan por un proceso de molienda para facilitar la disponibilidad de los nutrientes en el aparato digestivo de las aves, posteriormente se pesan y mezclan en las proporciones indicadas para constituirse por último en lo que indica su nombre, un “alimento balanceado” a la necesidad nutricional de las aves.

Fuente: CEPA 


 

www.cadenaavicola.com / Concepción del Uruguay / Entre Ríos / Argentina
email prensa@cadenaavicola.com

Arriba